huerto vertical

Qué frutas y verduras plantar en tu huerto casa: qué semillas comprar

Si bien en un huerto vertical que montas en tu casa puedes sembrar cualquier planta, fruta o verdura, hay algunas que se adaptan mejor.

Como te hemos dicho en otros artículos, ten especial atención al sol que reciben las plantas que vas a sembrar y los nutrientes que van a recibir.

También debes tener en cuenta en qué montas tu huerto vertical: con botellas de plástico, con palets o con tuberías de PVC.

Por último, no olvides poner un ojo en el sistema de riego que vas a utilizar, si será por goteo o exudación, o si vas a regar con una simple regadera.

Aclarados estos puntos, aquí te vamos a dar una lista de cultivos para tu huerto vertical.

Frutas fáciles de cultivar

Las frutillas son un de las frutas más fáciles de cultivar. Además, tienen fibra, vitamina C y son un antioxidante natural.

Las frutillas se plantan en invierno porque florecen en primavera y se cosechan todo el verano. Crecen muy bien cuando el sol les da directo durante el día.

La otra fruta muy fácil de cultivar que te vamos a proponer es el tomate: sí, los tomates son frutas.

Los tomates requieren un riego profundo y son muy exigentes con la luz. Para sembrar tomates en casa necesitan, mínimo, 6 horas de luz solar, aunque lo ideal es que sean de entre 8 y 10 horas de luz.

Los tomates son fáciles de plantar en tu casa, pero ten cuidado con las plagas.

La lechuga puede sembrarse en cualquier momento del año, crecen muy rápido y se adaptan de manera genial a un huerto vertical.

Si, además, sacar las hojas que necesitas en el momento la planta durará mucho más.

La espinaca también es muy sencilla de sembrar en tu casa. A esto hay que agregarle que son una fuente de hierro, calcio, potasio, fósforo y varias vitaminas.

El ajo tambiéne tiene propiedades infinitas, pero esto no es un artículo sobre nutrición, sino sobre cultivo: sembrar ajo en casa es súper fácil.

Para sembrar ajo en casa necesitas un suelo con buen drenaje y sol. La semilla no debes comprarla en ningún lugar, ya que la semilla del ajo es el mismo diente.

Debes elegir un ajo de buen tamaño, pero que no pase de los 10 dientes por cabeza. Según el clima, los brotes de ajo pueden salir en 6 u 8 semanas.

Las hojas de albahaca, además de aromáticas, le dan un sabor a las comidas increíble. Lo mejor: son fáciles de sembrar en tu casa.

Con la albahaca no tendrás ningún problema de ese tipo porque no necesitan de grandes cuidados para crecer y mantenerse viva. Además, puedes cultivar albahaca tanto en exteriores (jardines o huertas) como en interiores.

Debes tener en cuenta que la albahaca crece a temperatura cálida, por ello debes sembrar las semillas seis semanas antes de los días de frío, o bien después de que hayan pasado.

El cilantro necesita 4 horas de luz directa mínimo y una temperatura cálida. Es una planta de hábito anual, por lo que es fácil de cultivar.

Con buen cuidado, las semillas estarán germinando a los 10 días.

Las últimas 3: las hierbas aromáticas, como el romero, el perejil y la menta, se adaptan fácilmente a todo tipo de suelos y condiciones climáticas, por lo que resulta una muy buena idea tenerlas en casa. Además de poder utilizarlas en la cocina, también tienen algunos usos medicinales.

Cómo sembrar rábano en casa sin semillas

Los rábanos son una de las hortalizas que no necesita trasplante, por lo que el lugar donde lo sembremos será donde se desarrollará hasta su cosecha.

Crecen bien en el suelo o contenedores con una profundidad mínima de 10 cm.

Los riegos dependerán del clima, lo importante es que el suelo nunca debe perder su humedad. Si el riego es en exceso podemos provocar enfermedades, pudrición o que el rábano se rompa. Por el contrario, si los riegos son escasos su sabor será más picante.

Cómo sembrar zanahoria en casa

La principal ventaja es que puedes sembrar zanahoria en cualquier momento del año y no necesita excesivos cuidados.

Lo primero que debes hacer es tomar la zanahoria y cortar la parte de arriba.

Colocas los tallos en un recipiente con agua y al cabo de unas semanas germinarán.

Una vez germinadas, ya podrás pasar las plantas a tu maceta.