herramientas para un huerto

Herramientas para hacer tu huerto en casa

Ante todo debes definir si vas a montar un huerto horizontal o un huerto vertical en tu casa. Aquí te contaremos un poco sobre el horizontal y mucho sobre el vertical, el que consideramos el más conveniente si quieres montar un microhuerto en tu casa.

El huerto horizontal es aquel que tiene las macetas colocadas una al lado de otra, como si se tratara de plantas ornamentales o flores.

Donde nos vamos a detener y ahondar un poco más es sobre el huerto vertical, ideal para montarlo en tu balcón y es por eso que te recomendaremos 5 herramientas y utensillos para montar tu huerto casero.

Maceta vertical: la que te mostramos acá cuenta con 9 rejillas o bolsillos para la tierra de un material grueso que permite retener el agua. Es ideal para cultivar plantas, flores, hierbas, verduras, frutas y plantas colgantes en tu propia casa.

Manguera extensible: cuando ya tengas todo en funcionamiento no es una mala opción tener una manguera extensible para poder regar todas tus plantas. Hay algunas que tienen hasta 75 pies y, lo más importante, nunca se enredan. Más allá de su tamaño hay opciones que son muy fáciles de guardar.

Bolsas para los residuos: sí, en el camino aparecerán malezas que no querrás en tus cultivos y, ¿qué mejor que tener bolsas reutilizables a mano?

Paleta de jardín: indispensable para el transplante de una maceta a otra. Hay algunas que son de una sola pieza, que no se aflojan ni se doblan mientras cavas.

Un tambor para tu abono: clave para guardar tu abono, el secreto del éxito, o fracaso, de tu huerto en casa.

Qué se necesita para montar tu huerto casero

Como ya te dijimos en reiteradas ocasiones, sin luz no hay huerto. Es decir, averigua las zonas de sol y sombra de tu balcón, ten en cuenta orientación, sombra que generen edificios y árboles.

Ubica el huerto, entonces, en el lugar que más luz solar y natural reciba. Debes saber que la luz que reciba puede ser clave incluso a la hora de definir qué conviene plantar y en qué momento porque hay cultivos más exigentes que otros.

Las hortalizas que dan frutos son las que más horas necesitan, seguidas de las de raíz y por último las de hojas.

Cómo hacer macetas con botellas de plástico

También puedes construir una meceta casera con botellas de plástico vacías.

  • En principio debes limpiar la botella con agua caliente y jabón para eliminar cualquier residuo.
  • Luego corta la botella, siempre teniendo en cuenta la dimensión y hazle agujeros pequeños en la parte inferior, unos 7 u 8 para que el agua pueda drenar, pero no tan grandes como para que la tierra se pierda.
  • Llena nuestra maceta con tierra.

Cajoneros, armarios viejos y rotos o en desuso forrados en su interior con bolsas de plástico antes de introducir la tierra también pueden serte de utlidad.

En estas botellas de plástico también puedes hacer tu propio compost y tener un fertilizante natural.

¿Qué compostar?

Puedes hacer tu compost con vegetales crudos, cáscaras de frutas, café usado, yerba mate, cáscaras de huevo, cartón; no debes usar carnes, aceites, sal, harina, arroz ni grasas. También debes evitar vegetales cocidos.

Cómo hacer sustrato casero

Un sustrato es el medio donde tu planta va a desarrollarse.

Si bien podemos ir a un comercio a buscar un sustrato y ahorrar tiempo, aquí te proponemos ahorrar dinero y fabricar tu propio sustrato o tierra para tu huerto casero.

La idea es que este sustrato sea ligero, aireado, durable y que retenga la humedad.

  • Lo primero que vamos a usar es un poco de arena.
  • Luego agregamos tierra negra.
  • Metemos humus de lombriz, clave para aportar nutrientes y para la retención de humedad.
  • Siguiente: metemos perlita, para ayudar a retener la humedad.
  • Agregamos la turba, que también aporta para la retención de la humedad.
  • Por último lo hidratamos.
  • Si el sustrato absorbe rápido el agua hiciste un buen trabajo.

Las semillas que germinan más rápido son las de la familia de la col (brócoli, coliflor, lechuga).

Por el contrario, los más lentos son la berenjena, el apio o el hinojo, por ejemplo.

El tomate, la remolacha, la acelga, la calabaza o las cebollas tardarán alrededor de tres días.

Cómo plantar tomates colgantes

Para plantar tomates colgantes debes elegir bien tu maceta o cesta.

Nuestro consejo es que busques una de color oscuro que atraerá más luz y que la maceta colgante de entre 12 y 24 pulgadas de diámetro que tenga al menos 5 galones de tierra.

Las plantas de tomate tienen sistemas de raíces grandes y extensos, por lo que necesitan mucho espacio para crecer.

Si quieres plantar cebollas, puedes hasta hacerlo en botellas de plástico.

Cómo cultivar cebollas en una botella de agua

Vas a necesitar una botella de 5 litros, una tijera, bulbos de cebolla, tierra, tu compostera casera y un punzón.

  • Primero cortas el cuello de la botella.
  • Con la tijera hacemos unos orificios, de unos 4 cm. de diámetros, alrededor del cuerpo de la botella.
  • Con el punzón se deben hacer unos orificios en el fondo de la botella. Verter un poco de tierra hasta llegar a la primera zona de agujeros.
  • Colocar las cebollas en los agujeros. El tallo o zona por donde salen las hojas deben estar hacia afuera (para que cuando crezcan salgan para afuera de la botella).
  • Una vez colocadas las cebollas, se sigue vertiendo tierra hasta la siguiente zona de agujeros.
  • Se van repitiendo los pasos anteriores hasta completar todas las zonas de agujeros de la botella.
  • Una vez que se han colocado todas las cebollas, se termina de rellenar la botella con tierra.
  • Se añade agua para que la tierra quede húmeda.

Para el riego tampoco necesitas comprar nada: puedes simplemente tomar una botella de plástico, hacer unos agujeros a la tapa y reutilizarla de esa forma.